08 noviembre 2006

HÉROE DE ARGENTILANDIA - CAP 002

Mordisqueó una barrita de cereal y escupió rápidamente. Una y otra vez. Constantemente debía luchar contra su tendencia a sucumbir a la publicidad engañosa. Y contra su natural asco a las cosas sanas.

5 comentarios:

Vera dijo...

Esa tarde, según cuentan, fue tirado (literalmente) fuera de cuanto bar visitó, por su compulsiva manía de encender un cigarrillo apenas se acomodaba en una mesa. Debo dejar de creer que con uno de esos en la boca enloqueceré a las mujeres - pensó.
Y silenciosamente odió una vez más a la publicidad traicionera.

Saludos! Y felicidades por el sitio, la cámara y la familia.

TICTAC dijo...

;-)))))))
...Las publicidades son tan engañosas como nuestra ilusion y tan sanas como nuestra esperanza...

Nos engordamos mutuamente, yo buscando el helado mas sabroso y ellas aconsejandomelo...y de paso se nos olvida lo sano, muy restrictivo por cierto..jajajaja!!!

Un saludo

Carlos dijo...

Vera y Tic Tac, gracias por pasar y hacerme pensar que no estoy tan solo.

Miguel Aguilera dijo...

Y es algo común en nosotros pero más común en otros lugares del primer mundo. El asco por lo natural no solo viene de nosotros... sino fijate el índice del 80% de obesidad en los yanquis... todo está raro ;)

Miguel Aguilera dijo...

Ya te agregué un link en mi blog al tuyo...