27 febrero 2006

MIEDO Y FELICIDAD



Cada vez más alto, parecía decirme. Y en esos ojos llenos de miedo y felicidad, pude ver con claridad lo que el destino le deparaba para conmigo. Quién sabe hasta cuando, totalmente en mis manos. Dependiente. Confiado. Con el corazón en la boca del susto, pero seguro en sus entrañas de que nunca lo dejaría caer. Y yo, por ahora, seguro de poder agarrarlo cada vez, todas las veces. Pero profundamente temeroso de no poder hacerlo siempre.

7 comentarios:

Noria dijo...

qué bonito, qué tremendamente precioso... el texto y la foto... por ahí dicen que "...si no diese miedo, no sería importante..." y bueno... disfruta de ese miedo tuyo (y suyo)..

besos!!

Carlos dijo...

Gracias Noria... lo haré, aunque de miedito...

jime dijo...

coincido con Noria

es increible la vida, ese miedo del que hablas... acabo de conocerlo, y algo me dice que no se va a alejar aunque se lo pida

ylek dijo...

que buena foto... es de esas que valen más que mil palabras

...todavía no conozco los miedos de los que hablás, pero falta poco... muy poco...

PH++ dijo...

Iba a escribir una boludez grandilocuente acerca de la felicidad y el temor.. y la verdad.. no me da para eso. Lo que realmente sucede es que ser padre DA UN CAGAZO TERRIBLE.. es una felicidad ENORME pero siempre uno va a vivir preocupado por esos guachos que son lo más importante de nuestras vidas... y como nos tratan lo s muy infelices..?? como padres molestos!!! Pobre mi viejo.. cuanta razón tenía..

Anónimo dijo...

Que lindo conocer tu hijo..!!
Los seres que ayudamos a venir al mundo, son nuestra oportunidad para der dar verdaderos Hombres Libres...Libres (por sobretodas las cosas) de Nosotros Mismos.
Te quiero mucho...sin tiempo...y sin espacio.

TICTAC dijo...

Que hermoso como ha sido expresado, llega directo..que suerte tienen ambos, disfrutense! Quienes tenemos hijos sentimos cada una de tus palabras....por que a veces hay una caida y es triste verla, pero los padres afortunadamente estamos tambien despues...